Las TIC’s y sus beneficios: ¿Panacea o Mito?

ticspanaceamito

@aromerocastro

PARTE I

No podemos desconocer que el avance de la informática y de las telecomunicaciones está incidiendo -de forma impactante- en el desarrollo del mundo. Las sociedades actuales cuentan con nuevas –y no tan nuevas- herramientas que, si las personas las utilizan con conocimiento y responsabilidad, otorgan infinitas posibilidades para el crecimiento de los países.

Estamos hablando de las Tecnologías de la Información y Comunicaciones (“TIC’s”). Concepto muy difundido, pero que no siempre se conoce su real significado, alcance y beneficios potenciales.

Las Tecnologías de la Información y Comunicaciones son herramientas tecnológicas que mejoran nuestra calidad de vida, haciéndola más fácil, eficiente y activa.

Las TIC’s existen gracias a la convergencia de las telecomunicaciones, la informática y el desarrollo audiovisual. Son, en definitiva, herramientas basadas en la electrónica.

Ellas nos permiten acceder, generar y almacenar información de todo tipo, ya sea en forma de voz, imagen o datos. A través de los diversos dispositivos, redes y programas que conforman este sistema interconectado de información, podemos almacenar, reproducir, comunicar y presentar todos los datos que queramos, sin límites geográficos, culturales, etc.

Estas tecnologías aceleran los tiempos de comunicación, decisión y producción. Aumentan nuestras capacidades físicas y mentales. Generan mayores posibilidades de desarrollo social. Conceden, a quienes las usan, la posibilidad de acceder a una inmensa cantidad de información, con la que podemos llegar al conocimiento; siempre que tengamos las herramientas y capacidad de discernimiento suficiente.

Son el mejor amigo de la descentralización. Ellas revolucionaron el mundo e hicieron desaparecer las fronteras y ampliaron los mercados.

Lo interesante de estas tecnologías es el carácter dual propio que las caracteriza. Con esto queremos decir que las TIC’s configuran una actividad en sí misma, pero además forman parte de la cadena productiva de otras actividades, transformándose en un elemento de apoyo sustancial para que éstas se desarrollen.

Así, actividades como la ganadería, agricultura, industria, teletrabajo y educación, tienen -en las TIC’s- una herramienta de invaluable importancia para mejorar en eficiencia y calidad. Son, entonces, uno de los factores más importantes en la creación de riqueza económica y cultural.

En definitiva, y sin temor a equivocarnos, afirmamos que estas tecnologías son la diferencia entre una sociedad desarrollada y una que no lo es.

¿De qué lado queremos estar?

¡Yo quiero vivir en un país desarrollado! Estoy seguro que vos también.

Written By