Ni el Diccionario se salva del Riesgo País

RAE

La Real Academia Española, también conocida por la sigla RAE, actualizó su Diccionario online. Esta es la quinta modificación desde que la vigésima segunda edición impresa del Diccionario apareció en el año 2001.

Todas las modificaciones, que te contamos en el artículo, formarán parte de la vigécima tercera edición, que probablemente saldrá a la luz en el año 2014.

Estos cambios, como es normal en el funcionamiento de la Real Academia Española, son realizados de común acuerdo entre las veintidós Academias de la Lengua Española.

Objetivo

Con estos cambios, muchos de ellos surgidos en las redes sociales o producto de las nuevas tecnologías, buscan modernizar a la Academia para lograr adaptarla a los tiempos que corren.

Con esto, buscan que todas aquellas palabras utilizadas en lo cotidiano queden comprendidas en este libro; tan importante para que todos podamos entendernos mejor.

Modificaciones

Las hay de varios tipos. Hay modificaciones tecnológicas, al admitir palabras como bloguero, sms o lo que hacemos siempre, chatear. Incluso, y con la crisis económica en boca de todos, ni el Diccionario se salva de tener riesgo país. Palabras financieras varias. O palabras como spanglish tienen su lugarcito.

También están aquellas modificaciones que surgen a raíz de los cambios de hábito en la sociedad.

Así, por ejemplo, el matrimonio ya no será la unión entre hombre y mujer –para el Diccionario- sino que podrá ser entre personas de ambos sexos. Así, si buscamos Matrimonio, el Diccionario nos dirá, además de la definición clásica, lo siguiente: “En determinadas legislaciones, unión de dos personas del mismo sexo, concertada mediante ciertos ritos o formalidades legales, para establecer y mantener una comunidad de vida e intereses”.

Algunos Datos

Las palabras que se modificaron, agregaron o eliminaron son un total de 1697. Nada mal si lo comparamos con las más de 45.000 palabras en español que se conocen a la fecha, cifra que surge luego de analizar una cantidad apenas superior al 15% de los libros impresos en el idioma hispano.

Ahora, si a esas 1697 modificaciones las comparamos con las palabras que conocemos cada uno de nosotros, la cifra sorprende realmente. Es que nuestro lenguaje pasivo –aquél del que conocemos su significado, pero no utilizamos diariamente- alcanza la cifra de 10.000 palabras. Y el lenguaje activo –aquél que usamos día a día para comunicarnos- es de apenas unos centenares, y no tan largos. Claro que para algunos más, y otros menos.

Según afirma el comunicado, “la consulta electrónica al diccionario ha registrado 65.646.472 de búsquedas en mayo de 2012, lo que supone una media de 2.117.628 consultas diarias”.

Palabras hirientes

Y si alguno se pregunta por qué siguen existiendo palabras que tienen connotaciones discriminatorias, por ejemplo, vale realizar una aclaración. Al decir de la RAE, se debe tener presente que “el Diccionario debe facilitar, al menos, claves para la comprensión de textos escritos desde el año 1500. Para que cumpla esta misión esencial, la Academia no tiene más remedio que incluir en el Diccionario esas voces molestas, sin que ello suponga prestar aquiescencia a lo que significan ahora o significaron antaño”.

Puedes descargar todas las modificaciones aquí.

Written By

  • MARCELA GUAZZONE

    es bueno que consulten es bueno saber y encontraranos con la realidad de cuanto conocimiento debemos adquirir .