No debemos ignorar la experiencia en el tema de otros países

MarihuanaAlza

La experiencia de los demás nos puede ser útil

Luego de un largo tiempo de reclamos por parte de la oposición de soluciones a los problemas de inseguridad que vive nuestro país, en estos días los uruguayos recibimos por parte del Gobierno Nacional el anuncio de 15 medidas contra este problema, algunas de las cuales han ido en la línea de los reclamos de la oposición, como las referidas a las Modificaciones al Código de la Niñez y la Adolescencia, relativas a menores infractores, pero una vez más el gobierno irrumpe ante la opinión pública sin definiciones claras, donde nos

queda la duda de si existe realmente voluntad de concretar reformas en beneficio de la población o sólo se trata otra vez de crear cortinas de humo que distraigan la opinión pública de otros problemas.

Concretamente una de estas medidas refiere a la -Legalización y control de la venta de marihuana, así como producción por parte del Estado de esta droga. En un tema que, en la propia interna del Gobierno existen dudas, y pocas definiciones, una muestra más de la improvisación del Frente Amplio. Pero creemos que una vez abierto el debate es necesario reclamar de los actores involucrados la seriedad y responsabilidad que caben, por las claras repercusiones que estas podrían tener en nuestra sociedad, es así que a instancias de la UNASEV y la Junta Nacional de Drogas se llevó a cabo en Montevideo este miércoles 27 de junio pasado un seminario sobre “Usos de drogas y seguridad vial” donde expusiera el experto internacional Dr. Alain Verstraete, instancia a la que concurrimos junto a otros compañeros ediles.-

Instancia que por otra parte nos sirvió para informarnos en muchos aspectos, en relación a este tema con directa vinculación a la medida de liberalización del uso de la Marihuana, así como de otras drogas que tienen influencia directa en las tasas de accidentes de tránsito, pero también en la seguridad pública en general.

Allí el experto expresó claramente que existe un efecto directo de las drogas, como el cannabis, en los sentidos de un conductor, perjudicando la coordinación, visión y toma de riesgos pues inhibe la inseguridad de una persona, a lo cual se suma que la combinación con otras substancias como el alcohol tiene un efecto multiplicador, aumentando los niveles de riesgo de ocurrencia de accidentes de tránsito. Hecho que hoy pasa desapercibido en nuestro país donde se mide el consumo de alcohol, incluso el máximo legal permitido esta en 0,3miligramos por litro de sangre, pero no se controla el consumo de otras substancias que son tanto o más riesgosas a la hora de conducir. Por tanto estamos convencidos de que es hora de implementarlos en los controles que se realizan en la vía pública. No nos olvidemos que los índices de siniestralidad por accidentes de tránsito son altos, según datos de la propia UNASEV de 2010 la tasa nacional de mortalidad es de 16,6 por cada 100000 habitantes y más preocupante en Paysandú donde esa tasa alcanza los 22,2 superando la media nacional.

Además en ocasión de su visita a nuestro País el Dr. Vaerstraete manifestó públicamente en entrevista publicada por “El País” del día de ayer, y en relación a la medida propuesta por Uruguay que “ningún país del mundo ha puesto en marcha una legalización de la venta de marihuana como pretende hacer el gobierno uruguayo”. Comentó que uno de los peligros es que la población interprete que la droga no es tan nociva dado que es el propio Estado el que la comercializa y en este sentido, indicó que existe la posibilidad de que más gente pruebe la droga, y por lo tanto, más personas se vuelvan adictas a la marihuana, aprovechando además para comentar la experiencia de liberalización de Holanda donde dijo” donde hubo problemas de disturbios en los alrededores de los centros de venta, y de muchas personas de otros países que iban a Holanda solo para consumir. Como esto causó tantos problemas, hace pocas semanas decidieron que solo las personas con determinada documentación y de nacionalidad holandesa pueden acceder, O sea que en el largo plazo no han estado demasiado contentos con la legalización” dijo.

Por tanto creo que no debemos ignorar la experiencia en el tema de otros países. Esto sin mencionar los efectos nocivos que según especialistas médicos se produce para la salud, generando dependencia, destrucción neuronal y demás…

Más nos debería preocupar aquí en Uruguay Donde el Gobierno no es capaz ni siquiera de controlar el acceso de las drogas a los centros de reclusión, como podría controlar un consumo generalizado?

Por tanto como Joven, como uruguayo y como representante de mi colectividad política pido seriedad y compromiso de los actores involucrados en estos temas, pues estamos convencidos que es necesario actualizar la regulación no sólo del consumo sino del tráfico de drogas, y nos duele la ligereza de opinión por parte de algunos actores que tienen por el lugar que ocupan gran influencia en la opinión pública, y entiendo que no les duelan prenda, pues quien no tiene hijos o nietos y no esperan tenerlos que compromiso generacional pueden tener? Tampoco se han puesto en lugar de muchos padres que han visto con impotencia caer a sus hijos y familiares en esta problemática que es el consumo de drogas, que lleva a deteriorar las personas y familias.

Nota: Las opiniones de opinión política en Uruguay expresadas en este documento pertenecen únicamente al autor y no necesariamente reflejan la posición u opinión de sanduceros.com.uy

Written By